12 de junio de 1974 – Último discurso de Juan Domingo Perón

Eran tiempos sin duda complejos: a la serie de golpes cívico-militares que tenían lugar en la región, se le sumaban las turbulencias políticas locales. El Gobierno de Perón, que había asumido en octubre de 1973 su tercer mandato presidencial, había implementado una política basada en el Pacto Social que había dado buenos resultados en pocos meses. Sin embargo, entrada la segunda mitad del año se evidenciaban dificultades de implementación producto de factores de la economía y algunas conductas de los actores de la concertación (principalmente por parte algunos sectores empresariales).
Ante esto los trabajadores salieron a apoyar a su líder de manera masiva durante la tarde del 12 de junio, concentrándose en la tradicional Plaza de Mayo.
Ante tamaña demostración popular de afecto, el General hizo su aparición ante la multitud y les dirigió lo que serían sus últimas palabras en público.
Tras agradecer a los trabajadores por acercarse a manifestarle su apoyo, inmortalizó como despedida la frase que mejor sintetiza la vocación de servicio del General: “llevo en mis oídos la más maravillosa música que, para mí, es la palabra del pueblo argentino”.

El Secretario General Interino de FeNTOS, Carlos Adamo, el Secretario Adjunto José Luis Lingeri y el Secretariado Nacional, recordamos hoy más que nunca las palabras de nuestro conductor en ese último e histórico discurso.

Print this pagePin on PinterestFlattr the author
Email this to someoneDigg thisBuffer this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *